person writing on brown wooden table near white ceramic mug

Usar un Cuaderno puede Transformar tu Vida de Oración

¡Invita a otros a leer!

A todos nos cuesta orar.

Aunque es nuestro deber sagrado, nuestro privilegio inmerecido, y nuestro medio de gracia indispensable, orar no es fácil.

Cuando oramos, doblegamos nuestra naturaleza humana para conectarnos con Dios en una conversación sincera. Por eso no es fácil, porque nuestra naturaleza pecaminosa no quiere estar en comunión con Dios.

Pero usar un cuaderno puede transformar tu vida de oración. Sí, anotar mis oraciones está siendo transformador para mí.

Esta idea la tomé de unas historias de Instagram de Ana Ávila, y es muy sencillo.

En lugar de divagar sobre qué orar y desanimarte al no encontrar las palabras adecuadas, escríbelas en un cuaderno. Compra un cuaderno o toma uno que tengas por allí con unas cuantas páginas limpias, y úsalo para anotar todo lo que quieres decirle al Señor.

Escribe palabras de adoración, confesiones de pecados personales, peticiones espirituales y materiales, oraciones por tu familia y tu iglesia, compromisos que hagas con Dios en oración, etc.

Como decían antes, el papel aguanta con todo, y así es la oración. Puedes venir al Señor con todo lo que te aqueja, y rogar su gracia para hoy. Al terminar de escribir tu oración, toma unos minutos para leerla delante del Señor y comunicarte con él.

Personalmente, a veces he pasado días sin orar, pero cuando tomo mi cuaderno y anoto todo lo que quiero poner delante del Señor, mi oración fluye mucho más.

Puedo sentir el descanso de la comunión con mi Padre en momentos oscuros, y el gozo de tener un Padre que me escucha.

Así que anímate. Comienza a usar un cuaderno en tu vida de oración y experimenta cómo tu vida de oración puede ser cambiada radicalmente.

¡Invita a otros a leer!