Nos vemos en el cielo, querido Tim Keller

Este 19 de mayo, por primera vez en mucho tiempo, buena parte del mundo cristiano de Twitter se llenó de tristeza santa y gozo verdadero al mismo tiempo.

¿La razón? El Dr. Timothy J. Keller durmió en esta Tierra y despertó en los brazos de su Salvador, después de 3 años de luchar contra el cáncer de páncreas.

Según una publicación de su hijo, esta fue una de sus últimas oraciones:

«Estoy agradecido por toda la gente que ha orado por mí a lo largo de los años. Estoy agradecido por mi familia que me ama. Estoy agradecido por el tiempo que Dios me ha dado, pero estoy listo para ver a Jesús. No puedo esperar para ver a Jesús. Envíame a casa».

Por si no sabes quién fue Timothy Keller, aquí hay algo de información recopilada de internet:

Timothy J. Keller fue un pastor, teólogo y apologista neo-calvinista estadounidense. Nació el 23 de septiembre de 1950 en Allentown, Pensilvania, y murió el 19 de mayo de 2023 en Nueva York. Se convirtió al cristianismo durante su época universitaria por medio del ministerio de InterVarsity Christian Fellowship. Keller fue ordenado por la Iglesia Presbiteriana en América (PCA) y sirvió como pastor en varias iglesias y como profesor en Westminster. Fue el presidente y cofundador de Redeemer City to City, una organización que entrena a pastores para servir en todo el mundo. También fue el pastor fundador de la Iglesia Presbiteriana Redeemer en Manhattan y el autor de varios libros exitosos, como El Dios pródigo, La oración y La razón de Dios. Keller se graduó de la Universidad de Bucknell (BA, 1972), el Seminario Teológico Gordon-Conwell (MDiv, 1975) y el Seminario Teológico Westminster (DMin, 1981). Keller fue considerado uno de los evangelistas cristianos más exitosos e influyentes en la ciudad de Nueva York.

¿Quién fue Tim Keller para mí?

Sencillamente, Tim Keller fue la persona que Dios usó más que cualquier otra persona para ayudarme a comprender el evangelio.

Reconozco que mi corazón siempre ha tendido hacia la auto-justicia, pero a través de los sermones de Tim, los cuales he escuchado por años en inglés, el Señor me ha estado guiando con mucha gracia hacia una comprensión totalmente diferente del evangelio.

Tim amaba resumir el evangelio con estas palabras:

«Este es el evangelio: Somos más pecadores e imperfectos en nosotros mismos de lo que jamás nos atrevimos a creer, pero al mismo tiempo somos más amados y aceptados en Jesucristo de lo que jamás nos atrevimos a esperar.»

Y si lees lo que la gente ha escrito usando el hashtag #ThankYouTimKeller en Twitter, verás que miles de personas (que tampoco lo conocieron en persona) dicen que el Señor usó a Keller para cambiar su entendimiento del evangelio. Qué hermoso es saber que el Señor, en su gracia, ha permitido que tengamos tecnología para edificar nuestras vidas.

Es cierto, no lo conocí en persona, pero sus sermones me mostraron a un Dios pródigo que me ama sin medida, que me busca y me perdona, que me da su propia vida.

Nos vemos en el cielo, querido Tim.

¡Invita a otros a leer!