Por Esta Razón Casi no doy Likes

Los «Likes» o «Me gusta» son una forma de mostrar apoyo o acuerdo en redes sociales. Son gratis, parecen inofensivos, y no hay nada de malo con dar like a todo lo que nos parezca más o menos agradable, chistoso, o bonito… ¿Cierto?

Pero por alguna extraña razón, yo me tomo los likes muy en serio. Sé que quizá no debería, porque al final parecen algo tan trivial e ilimitado, que no hace falta ni siquiera pensarlo antes de dar un me gusta a cualquier cosa. Cualquiera diría que no perdemos nada con usarlos.

Pero en lo personal, tengo un problema, y es que si a mí algo en realidad no me gusta, siento que no soy honesto si indico lo contrario. Esto me recuerda a unos mensajes que recibí hace unos días de un amigo, a quien le expresé mi alegría por un logro suyo.

Me dijo que se sentía contento de recibir tales palabras de mi parte. No niego que al principio me sentí como una piedra que nunca reacciona a las cosas buenas de sus amigos, pero todo cambió cuando mi amigo me dijo que le alegraba recibirlo de mí porque, en el tiempo que llevamos de conocernos, él ha notado que yo no digo cosas que realmente no creo.

Cuando vamos por nuestras redes dando likes a diestra y siniestra, inconscientemente nos estamos entrenando para perder la capacidad de juzgar lo que en realidad es bello, gracioso, o agradable. Demostramos que solo queremos que otros vean que estamos presentes en las redes, que los apoyamos, aunque en nuestro interior tengamos reservas sobre su «arte».

Es por esto que muchas personas se frustran cuando no reciben likes, piensan que los likes son un reflejo de la realidad, cuando es evidente que no. Si damos like a todo lo que se nos cruza, nuestra capacidad de discernir está en realidad trabajando de manera defectuosa. Por eso es que evito dar likes por complacer o por apoyar. Doy like a las cosas que me gustan y a las que no, pues simplemente las miro con respeto y ya. De la misma manera que no debemos ser aduladores, tampoco deberíamos ser «likeadores» descontrolados.

La honestidad es un valor no negociable, incluso en las cosas más pequeñas. Estoy seguro que nuestros amigos agradecerán mucho más si nuestro apoyo es genuino.

Pd. Si este artículo no te gusta, no le des like por favor. 🙂

Ayúdame a difundir