John Piper: ¿Qué Pasó con tus Propósitos de Año Nuevo?

Importante. El contenido de este artículo fue escrito por el Dr. John Piper, y lo traduje de aquí.

Estamos en la última semana del primer trimestre de 1981. ¿Cómo vas con tus propósitos de Año Nuevo? No, no dejaré que los olvides. ¿Qué? ¿Olvidaste cuáles eran? ¿Los escribiste? A ver si encuentras el papel. No, no te desanimes. Hoy es el comienzo del resto de tu vida.

Tómate cinco minutos tranquilos y haz varios propósitos del «segundo trimestre». Luego haremos balance a finales de junio. Como dijo Pablo: «Olvidando lo que queda atrás [esos fracasos] y esforzándome por lo que está por delante, sigo adelante» (Filipenses 3:13-14). Seamos un pueblo persistente.

Josué 7 es un capítulo sobre cómo afrontar los fracasos del pasado. Acán desobedeció a Dios y se quedó con un botín que no debía. Así que Israel es derrotado en su siguiente batalla. Josué está destrozado. Se rompe la camisa, se tira al suelo y se lamenta ante Dios. Dios se acerca de una manera asombrosamente práctica y, en efecto, le dice: «Levántate. ¿Por qué estás en el suelo? Israel ha pecado. Por eso han sido golpeados. Levántate y deshazte del pecado» (Josué 7:10-13).

Bien, entonces, no vayamos por ahí lamentándonos de nuestros fracasos. Levántate. Arrepiéntete. Saca el pecado. Y pongámonos en camino hacia Hai: «No temas y no te desanimes. . . . He entregado en tu mano al rey de Hai» (Josué 8:1).

Renueva el pacto de año nuevo o haz uno nuevo. Escríbelo. Pégalo en el espejo de tu baño. Ponle un límite. Y asegúrate de añadir esta cláusula de contingencia: «Si fracaso, no me lamentaré por la desesperación. Alentaré mi corazón en la misericordia de Dios, me arrepentiré y volveré a empezar». La vida futura es demasiado preciosa. Las posibilidades de un servicio alegre son demasiado grandes como para dejarse paralizar por el pasado.