¿Es Tim Keller un Liberal? Esta es su respuesta

¡Invita a otros a leer!

El Dr. Timothy Keller ha sido acusado por muchas personas de ser un liberal en cuanto a su pensamiento político. Por eso me pareció interesante leer este hilo en el que explica por qué algunas personas lo tildan de ser políticamente liberal. Quise traducirlo para que también podamos leerlo en español:

«He oído a muchos compañeros cristianos acusarlo de ser liberal políticamente».

Tal y como la gran mayoría de la gente ha utilizado el término en las últimas décadas, no soy políticamente liberal.

No soy partidario de una economía altamente centralizada y controlada por el gobierno, ni de impuestos al nivel de los países socialistas europeos. Soy provida. Soy, por supuesto, un gran partidario de la libertad religiosa, un término que la izquierda pone ahora entre comillas y un concepto al que se opone.

Los liberales políticos no me consideran políticamente liberal. Entonces, ¿por qué algunos me llaman políticamente liberal?

La primera razón es que, en un entorno políticamente muy polarizado, cualquiera que no apoye plena, ruidosa y explícitamente a «tu tribu» se considera ahora que apoya al otro bando. Durante las últimas elecciones me limité a decir que, como ministro, no podía atar las conciencias de los cristianos (véase el capítulo 20 de la Confesión de Westminster) y decirles cómo votar. Eso enfureció a muchas personas conservadoras que creían que cualquier esfuerzo por ser «apolítico» era en realidad estar del lado liberal.

La segunda razón es porque a menudo predico lo que la Biblia enseña sobre cómo los cristianos deben trabajar y apoyar a los pobres y necesitados. Aunque me limito a exponer las Escrituras y no digo nada sobre el gobierno o los impuestos, mucha gente cree que cualquier énfasis de este tipo conducirá a impuestos más altos y a un gobierno más grande y, por lo tanto, es «liberal.» Esto no es cierto, por supuesto. Decir que los cristianos deben preocuparse profundamente por las necesidades de los pobres es simplemente presentar una verdad bíblica y no hablar de política.

En tercer lugar, muchos creen que, si no soy denunciante y antipático con los liberales, debo ser yo mismo un liberal, lo cual no es cierto. Jesús nos llamó a «saludar» públicamente y desear la paz no sólo a nuestros propios compañeros creyentes sino a todos (Mt 5:43-48). Esto tampoco significa que crea en un «término medio» político.

Para más información, puedes leer el hilo en inglés.

¡Invita a otros a leer!